Saltar al contenido

Nada para nadie

Gato Encerrado

El Tribunal Estatal Electoral resolvió que se debe reponer el proceso de elección de la dirigencia estatal del PRI, por lo que ahora no hay nada para nadie. En cuando se notifique esto al partido seguramente Onésimo Aguilera deberá dejar la dirigencia estatal y su lugar ser ocupado por un dirigente interino que se encargue de organizar una nueva elección interna, porque esta decisión no implica darle el triunfo a Zaira Fernández. Veremos como le va a este partido, que cuando menos con esto vuelve un poco a la vida.