Saltar al contenido

Prometer no empobrece

  • por

Corren Rumores

Hilario Olea

PAGAR PUEQUE SI…  En los años 70’s un grupo de estudiantes de la Universidad de Sonora tuvieron una feliz ocurrencia, alcanzar al presidente Echeverría en su gira por el estado y pedirle un camión para viajes de estudio.  Se pusieron de acuerdo como librar a los guardias presidenciales con tal de uno, al menos uno, pudiera pararse frente al presidente y hacerle la solicitud.  Decidieron que el mejor punto era Puerto Peñasco y hasta allá fueron. Como pudieron se colaron y fueron pasando  bloqueos de seguridad hasta que uno llegó donde estaba Echeverría.  Y ahí le pidió el camión y se entregó la petición por escrito.  Y claro, ahí tuvo la respuesta: Desde luego jóvenes, porque ustedes son el futuro de la nación. Cuenten con su camión.  Se imaginarán el regocijo del grupo estudiantil. Pero cuando estaban en pleno festejo, se acerca un oficial de las guardias presidenciales para pedirles datos y les echó un balde de agua fría, pues al preguntarle ¿Oficial, y como para cuándo tendremos el camión? Pos, a lo mejor en el otro sexenio. Porque hay una lista de 350 camiones antes de ustedes. Plop, diría Condorito.

POBRES GUARIJIOS… Esto viene a colación por la queja de la comunidad de los Guarijíos quienes se quejan de que ya pasó un mes de que los visitó el presidente López Obrador ofreciéndoles hasta semáforos inteligentes ( bueno, no tanto), y es hora que nadie se ha vuelto a parar por ahí. Se quejan de que el Instituto Nacional de Pueblos Indígenas no le ha dado seguimiento a las demandas  que presentaron al presidente.  Pobres hermanos guarijíos, no se han dado cuenta que están en la cola de la lista de etnias por ayudar.  Tan solo en Sonora están detrás de los yaquis, mayos y seris.  Además, dicho con el corazón, no pintan y no sirven para salir en la foto.  De plano a lo macho deberían decirles la neta, que a lo mejor, a lo mejor es para el otro año. Ah, por cierto, el inche camión nunca se lo entregaron a la Unison.

EL PRESIDENTE SI QUIERE…Como pasa en estos casos y para no meterse en bronca el vocero de los gobernadores guarijíos, Héctor Zayla Enríquez, consideró que el presidente López Obrador si tiene intenciones reales de ayudar a los pueblos originales más rezagados, pero y aquí viene la justificación, la culpa lo tiene el personal del Instituto Nacional de Pueblos Indígenas, que no atiende sus instrucciones.  No se dieron cuenta, pero con esto ponen en aprietos al presidente, porque o le dicen que le vale gorro supervisar las instrucciones que da, o a los funcionarios les vale doble gorro las instrucciones que da.  El caso es que la culpa no es del jefe, sino de los enanos del circo.  Pero bueno, en tanto,  más vale que se vayan resignando.

REBELION EN LA GRANJA…Se me figura que viene una rebelión en la granja del PRI, porque ayer en la tarde se dio a conocer que Comisión Nacional de Justicia Partidaria de ese partido determinó que no es procedente el registro de la fórmula de Zaira Fernández y Pascual Soto. Se supone que la fórmula afín a Alito Moreno la llevaba de calle y no necesitaba de estos recursos, pero ahora ya todo mundo lo pone en duda.  Ahora veremos si los priistas deciden alinearse o por primera vez en muchos años se rebelan contra lo que algunos dicen es una imposición.  A pesar de que esto apunta para una clara división partidista, lo cierto es que por primera vez en mucho tiempo el PRI está dando muestras de que está vivo.  Como que ya les faltaba una sacudida, porque era mucha siesta.

A NOSOTROS QUE NOS VA…Alguien metió el tema del cambio del horario de verano en Sonora. A lo macho,  ¿A nosotros que nos va? Para empezar al igual que Arizona, aquí no movemos el reloj de modo que nadie sale afectado en eso de los daños biológicos. Que dicho sea de paso, luego de tantos años apenas se van dando cuenta.  Claro, se entiende que todos ahora traigan el tema, incluyendo a los de este estado, porque lo puso en la agenda el presidente López Obrador, que quiere darle mate a este horario. ¿Por qué? Quién sabe, pero desde hace rato le trae ganas.  Ahora salen con que la mayoría de los mexicanos quieren que se elimine el horario de verano. Ta’güeno, pero a nosotros que pito nos toca.  Si aquí no movemos nada. En fin. Solo falta y que alguien haga campaña.

AHORA FUE LA GUERRA…Estamos fregados, resulta que los fabricantes de cerveza del país en alianza con los comerciantes planean subirle el precio a la cheve, si es que no lo han subido ya. Esto, dicen, debido a la inflación. Ah, y la inflación es por culpa ¿ de qué cree? Pues de la guerra de Rusia contra Ucrania. Resulta que dicen que esto provocó que los precios del trigo suban en un 21%, la cebada subió hasta el 33% y los fertilizantes un 40%. Hummmm. Bueno, pero a quien quieren verle la cara de pendejos.  Todos estos insumos se compran por adelantado y no es como ir a comprar la leche para desayunar al Oxxo. Con lo que se fabricará la cheve este año se compró desde hace rato a precios de antes de la guerra. Ah, claro. Como están en complicidad con el gobierno federal, pues pueden darse el lujo de querer vernos la cara. Pero una cosa es cierta. Con la cheve no se metan.

 UNA BUENA BANDERA…Ahí tienen una buena bandera para legisladores, partidos de oposición y la Unión de Usuarios, y nos referimos a lo que pasa en Arizona, en donde hay una ley estatal que prohíbe que las empresas distribuidoras de energía eléctrica corten el servicio por adeudos durante la temporada de calor, o sea del 1 de junio al 31 de octubre.  Allá también hay subsidios para el consumo eléctrico, pero está más dirigido a personas que realmente lo necesitan. Esto a través de un fondo federal, porque recordarán que allá son empresas privadas las que ofrecen el servicio de energía eléctrica. Como sea, lo que vale es que si a la gente se le atora la carreta no le corten la luz en medio del calorón. Aquí la CFE no se tienta el alma para dejar a la gente sin luz, aunque no tengan ni para comer. Esto pasa en todos los estados, menos en Tabasco, claro. Allá ni les cobran la luz y la transfieren para que la paguen el resto de los mexicanos. Y ni modo que los chayochairos salgan a chillar y decir que no.

 En fin, lo bueno que hoy, hoy es un sabroso… ¡¡¡Viernes!!!, y por lo mismo más vale recordar lo que decía el Bronco Aldecoa,  perro que ladra, seguro que no le dieron comida. Sale.