Saltar al contenido

La moral da moras

  • por

Corren Rumores

Hilario Olea

EL ALAZAN TOSTADO… Tiene razón la expriista y hoy diputada de Morena, Ernestina Castro, de que en ocasiones las viejas mañanas que se aprendieron en el PRI no se olvidan. Por ejemplo, el ser totalmente abyectos al jefe político en turno.  Pero eso es pecata. El problema grave es que hoy está prevaleciendo en la 4T la genética de ese viejo PRI, representado por caciques y jefes máximos, como el célebre Gonzalo N. Santos, conocido como el Alazán Tostado, quien era muy folclórico para definir la moralidad que imperaba en la época, al decir que “La moral es un árbol que da moras o sirve pa’una chingada”.   Pues hoy vemos lo mismo en el actual gobierno, al toparnos con frases como esa de no me salgan con que la ley es la ley.  Y en la práctica vemos como las leyes se las pasan por el arco del triunfo,  y de esto el último ejemplo es lo que hicieron con los amparos que ordenaban parar la distribución de los chafas libros de texto.  Moralmente deberían respetar la ley, pero como eso no da moras, que se vayan a la chingada.

RUMBO A LA DICTADURA…Hay que poner atención porque estas actitudes son señales de que la 4T anda coqueteando con la dictadura.  Y una señal clara es que todos lo quieren resolver con medidas represivas, no con argumentos o documentos. Ahí tienen el caso de la diputada local de Morena, Guadalupe Morales, que ya envió una iniciativa ( no creo que se le haya ocurrido a ella) para que todo aquel que mutile o rompa libros de texto gratuito se les impongan hasta 15 años de cárcel. Seguramente en los artículos transitorios viene la creación de los nuevos Gulag y  campos de concentración   contra todos los adversarios, no del gobierno, sino del jefe máximo. A quien en la mañanera se le salen estos gestos de dictador, al amenazar a magistrados del Tribunal Electoral que los tiene en la lista. ¿Lista?  Eso solo en las dictaduras.

MOMIAS O COSCORRON…Aquí va a resultar interesante ver como van a reaccionar en la bancada de Morena  en torno a esa propuesta de dar 15 años de cárcel al que ose tocar los libros de texto.  Si no vino la orden desde palacio de gobierno lo más normal es adoptar actitud de momias y hacer como que la virgen les habla.   Ni al caso hacerlo tema de debate. Si se fue por la libre,  entonces no hay como llamarla, decirle de modo educado que le baje tres rayitas para que retire la ocurrencia.  Eso lo veremos pronto, porque es una verdadera jalada de pelos.  Esto solo provocará una reacción más fuerte de todos los sectores que se oponen a esos bodrios que todavía presumen como libros de texto. Ya veremos que pasa y sobre pasa.  Ah, y no conforme con eso de los quince años,  también amenaza de aumentar una mitad más o sea más de 20 años de cárcel a los que dirijan, organicen, inciten o patrocinen a otros para cometer actos que señalan como “sabotaje” a la  educación. Chispas. Ahora resulta más penado criticar los libros de texto que traficar con drogas.  A que horas irán a poner las fotos de Fidel Castro en el Congreso.

LLENO DE CHINCHES… El colmo de los colmos lo que pasa en las oficinas de Cofepris, los encargados de cuidar el aspecto sanitario en el país, resulta que tuvieron que cerrar sus oficinas de la CDMX porque están llenas de chinches, cucarachas y hasta alacranes. Y no crean que es en sentido figurado por los personajes que hay en esas oficinas, sino es literal.  Y todo pasa por la austeridad franciscana que quitó el gasto de mantenimiento en las oficinas federales.  Obvio, los empleados no se van a poner a limpiar las oficinas, sobre todo cuando ven como los grandes jefes de la 4T se dan la gran vida. O simplemente como la pasa el jefe máximo en su palacio, en donde se dedican millones al mantenimiento mensual. En cambio en otras, ni para un mugre matamoscas.  Y peor aún,  que esto atrasa más los trámites que están llenos de polvo porque no avanzan. Ahorita reportan 90 mil trámites atrasados.  Y con tendencia a ponerse peor.

MERECIDO RECONOCIMIENTO…Muy merecido reconocimiento que recibió ayer el sonorense Fernando Valenzuela, al retirar su icónico número 34 del equipo de los Dodgers.  Tiene méritos sobrados, sobre todo porque hizo que la gente volviera a querer a ese equipo de Los Angeles. Y lo logró a pesar de no estar en el salón de la fama. Pero méritos están sobrados, sobre todo por el apoyo de los mexicanos.

En fin, mejor recuerden lo que decía el Vico González, vivir fuera del presupuesto, es seguro que no te has pasado a Morena. Sale.

Regístrate en nuestro boletín de noticias para estar al día en las noticias de Sonora con Informativo Entre Todos

No envíamos SPAM, consulta nuestras políticas de privacidad para más información.