Saltar al contenido

Que bonita familia

 

 

 

 

24/ Octubre / 2019

Corren Rumores

Por  Hilario Olea

TODO EL VECINDARIO…Morena y sus partidos aliados se parecen al matrimonio que se pelea todos los días a gritos, golpes y mordidas, de tal suerte que todo el vecindario se da cuenta, menos ellos.  Así andan ahorita con todas las broncas que se cargan entre ellos. Lo peor del caso es que todo mundo nos damos cuentas de sus pleitos. Miren el último en Guaymas, en donde la alcaldesa Sara Valle, molesta y desde luego envidiosa de la popularidad que adquiere el diputado Rodolfo Lizárraga, ordenó que se detuviera a una cuadrilla de trabajadores que por cuentas del legislador arreglan focos del alumbrado público.  El pretexto fue porque no tenían permiso expreso y como quitaron algunos focos para reponerlos por nuevos, lo acusarán de robo porque no los entregaron. Esto es el colmo de lo absurdo. Pero lo peor, toda la gente del puerto se dio cuenta y la alcaldesa y sus colaboradores creen que con su justificación infantil van a convencer de que hicieron bien. Pleito de vecindad sin duda.

SE PEGAN CON TODO…Este martes la lidereza y ex delegada de SEDATU, Petra Santos, llegó a las oficinas de Morena a exigir que la den de alta en el padrón de militantes, porque alguien tuvo a bien borrarla y con ello la bloquearon para que pueda aspirar a ser dirigente estatal de este partido. Hasta eso que llegó en buenos términos, pero también con cierto grado de indignación por esta jugada tan chueca. Luego la síndica municipal de Empalme, Adriana Pacheco,  acusó al alcalde Miguel Francisco Genesta, ante la Fiscalía Anticorrupción de haber “extraviado” un tractor que se usaba para compactar basura y luego rentó otro por casi 300 mil pesos mensuales. Jugoso negocio sin duda. Sin duda que la síndica hizo bien, pero sin duda también que esto fue un golpe político que deja mal, muy mal parado al alcalde Genesta.  Y todo en familia.  Otra bronca de familia la que se carga la alcaldesa de Navojoa, Rosario Quintero, a quien acusan sus propios funcionarios y regidores de permitir que sus hijos y esposo usen los vehículos del ayuntamiento para asuntos privados.  En Nogales exibieron al presidente municipal Jesús Pujol por ser pareja, con todas las de la ley claro, de la síndica suplente. Lo malo que todos los trapos los lavan en público.

REBELIÓN CONTRA EL JEFE…En medio de estas broncas se ve que hay muchas manitas negras y medias pintas metidas en esto, sobre todo para abollarle el liderazgo político a Alfonso Durazo, quien en este momento debiera de recibir muestras de solidaridad y no broncas y pleitos como las que se cargan los diferentes grupos. Y todo por no saber ejercer el poder. Bien dicen los especialistas, que son como nuevos ricos, que no tienen ni la menor idea de sus limitaciones y creen que todo lo pueden y que todo les van a tolerar. Sin duda que Alfonso debe estar tomando nota de todos los que le andan jugando contras, pero sobre todo los que le quieren descomponer el cuadro aprovechando el traspiés que tuvo por el asunto de Culiacán.  Y bueno, al tiempo seguramente habrán de pasar facturas.

URGE PONER ORDEN…Si Morena quiere estar en niveles competitivos en los principales municipios para el 2021, más vale que pongan orden, primero en sus gobiernos municipales y en segundo en el propio partido. Por eso ya es urgente que se defina un candidato de unidad o si van por elección abierta o de consejeros, que se pongan reglas claras, porque es obvio que los pleitos de ahorita se harán más grandes en el proceso interno.  Ya ven la queja de Petra Santos, pues como esa seguramente habrá más. Jacobo Mendoza tiene que aplicarse a fondo para calmar ánimos y llamar a cuentas a los alcaldes, aunque no sean del partido, si forman parte de una alianza como el caso de Sara Valle o de Rosario Quintero.

LA TORTILLA DE ARRIBA…Al que le fue como en feria por la genial idea de impulsar un impuesto al agua de consumo agrícola fue al diputado guinda Javier Lamarque.  Ahorita el bato está más solo que la tortilla de arriba, porque ni sus propios compañeros de partido le siguieron el rollo. Todos le batearon la idea, uno primero y otros más tarde. Como el caso del senador Arturo Bours que tuvo la valentía de defender la postura de los productores agrícolas, incluso enfrente del propio Lamarque que no hallaba hoyo para meterse.  Al final del día  hasta su aliado el alcalde de Cajeme, Sergio Pablo Mariscal, también lo dejó solo.  Seguramente que Lamarque, quien acariciaba la idea de ser candidato a alcalde, se dio cuenta que con esto cavó y muy honda por cierto, su tumba política. Además, tuvo que rajarse y dar marcha atrás. No le quedó de otra más que festejar su futuro el dos de noviembre.

TANTITO GAS… Caray, que mal se vieron en palacio nacional al rociar de gas al grupo de alcaldes que se manifestó para exigir audiencia con el presidente Andrés Manuel López Obrador. Presidentes municipales del PRI, PRD y PAN quisieron ingenuamente plantarse frente a palacio como lo hicieron los vándalos y los anarcos para ser atendidos, pero nanay. A estos si les surtieron y no como a esos grupos radicales que quemaron, golpearon, robaron, destruyeron y hicieron todo tipo de desmanes, a los que les pusieron hasta un cerco por la paz para que no los tocaran.  Pues vayan midiendo el agua a los camotes y  más vale que acepten, que si no es pleito y show arreglado, no van a pasar sin el respectivo coscorrón.

En fin, por eso no olviden lo que decía doña Lupona, si vas a tirar veneno, mira para donde cae la saliva. Sale.

Regístrate en nuestro boletín de noticias para estar al día en las noticias de Sonora con Informativo Entre Todos

No envíamos SPAM, consulta nuestras políticas de privacidad para más información.