Saltar al contenido

A un año de que AMLO arrasó en las elecciones

 

 

03 julio del 2019

Andanzas

Por Marcela Alvarado

A un año de que AMLO arrasó en las elecciones

Entre los logros que hay que reconocer y destacar del presidente Andrés Manuel López Obrador están la política de austeridad, con la reducción de los sueldazos, eliminación de las pensiones a ex presidentes, de los seguros de gastos médicos mayores, recorte de plazas de confianza, disminución en el gasto publicitario.

La política social es sin duda la de mayor impacto y a sólo siete meses de gobierno es un mérito haber alcanzado 6.5 millones de adultos mayores, una cobertura del 88% con la pensión de 2,550 pesos; 610 mil discapacitados con el mismo apoyo; y 3.3 millones de becas a alumnos de preescolar, primaria y secundaria.

Sin duda, la creación de la Guardia Nacional, que recién entró en funciones es otro de los resultados y es la apuesta del gobierno lópezobradorista para el combate a la delincuencia organizada, que tiene al país en una tremenda crisis de inseguridad desde hace años.

Algunas decisiones han generado gran polémica, como el cambio en la forma de operar las estancias infantiles, al entregarse ahora los recursos directamente a los padres de familia y no a quienes las administran. El Presidente habló de 197 mil de 200 mil niñas y niños que ya reciben el apoyo de 1,600 pesos bimestrales.

En su gabinete hay mujeres muy preparadas, lo mismo que en el Congreso de la Unión, que bien harían en hacer escuchar sus argumentos y sus voces con más ahínco, no sólo para que se rectifique en el caso de las guarderías, sino también para que las mujeres sean tema en el decir y el actuar del gobierno federal, porque están prácticamente ausentes, salvo por alguna coyuntura que se presenta.

Para garantiza el Estado laico, se debe eliminar por completo el discurso religioso, la intención de autorizar medios públicos a las iglesias y que los evangélicos o los de cualquier otra fe distribuyan la cartilla moral, porque eso le corresponde al gobierno. Se necesita fortalecer valores y principios, pero esa no es la vía adecuada.

Es necesario evaluar y en su caso, modificar algunas políticas públicas para que con su implementación y suficiencia presupuestal no se afecte a sectores prioritarios como salud, educación y seguridad. Como el programa de Jóvenes Construyendo el Futuro, que se lanzó con metas muy ambiciosas para un solo año, o el de los adultos mayores, para que sólo se entregue a quienes tienen pensión raquítica o carecen de ella, no a quienes tienen resuelta su situación económica.

Dos áreas de oportunidad más que serían importantes: darles su lugar a los intelectuales, a los científicos, a los investigadores, que son parte de quienes construyeron el proyecto de nación de AMLO y en su momento le generaron más simpatías en sectores que tradicionalmente lo rechazaban.

Entre los grandes pendientes están un combate a fondo contra la corrupción, abrir investigaciones administrativas y presentar denuncias penales para que se castigue a quienes saquearon al erario.

También modificar la política de comunicación, que se impulse agenda y se cabildee para posicionarla y si es necesario, cambiar las mañaneras a una vez por semana, para no sobreexponer la imagen del Presidente y para ello se dé también más juego a sus Secretarios de Estado. Darle luz verde a los delegados en las entidades para que informen sobre los programas y acciones, porque el tiempo vuela y si no comunican localmente, el 2021 difícilmente retendrán diputaciones y alcaldías ganadas gracias a AMLO y no a méritos propios.

Hasta el próximo miércoles.

Maestra en Ciencias Sociales con especialidad en Políticas Públicas por El Colegio de Sonora y Licenciada en Ciencias de la Comunicación por la Universidad de Sonora.

Twitter: @AlvaradoVMarce

Regístrate en nuestro boletín de noticias para estar al día en las noticias de Sonora con Informativo Entre Todos

No envíamos SPAM, consulta nuestras políticas de privacidad para más información.