Saltar al contenido

Reportan fallo en la nave espacial que transporta el proyecto Colmena de la UNAM a la luna

México .- El módulo Peregrine, que partió hacia la Luna hoy con la misión de transportar instrumentos de la NASA y de varios países, entre ellos el Proyecto Colmena de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), enfrenta un fallo en el sistema de propulsión que podría impedir un aterrizaje suave en la superficie lunar, según ha informado la compañía Astrobotic.

El problema relacionado con la propulsión de la nave, que despegó a bordo del cohete Vulcan desde Florida, ya había tenido repercusiones en el suministro de energía solar, y ahora parece que también afectará el momento de su llegada a la Luna.

En una actualización reciente, la compañía ha explicado que están trabajando para estabilizar el fallo en el sistema, señalando que este “causa una pérdida crítica de propulsor”. Además, están evaluando “perfiles de misión alternativos”.

Astrobotic había anunciado previamente que logró reorientar los paneles solares del Peregrine hacia el Sol para restablecer su suministro energético y había recuperado la comunicación con la nave.

La empresa reitera que el fallo en el suministro podría estar relacionado con el sistema de propulsión, lo cual representa una amenaza para la capacidad de la nave espacial de realizar un aterrizaje suave en la Luna.

La Misión Peregrine Uno (PM1) de Astrobotic se lanzó esta madrugada con éxito sobre el nuevo y poderoso cohete Vulcan Centaur de United Launch Alliance (ULA) desde la Estación de la Fuerza Espacial de Cabo Cañaveral en Florida pero a las pocas horas empezó a perder energía por el problema de los paneles.

Astrobotic indicó que tras el despegue y después de la activación exitosa de los sistemas de propulsión, el módulo Peregrine entró en un estado operativo “seguro”.

Sin embargo, “desafortunadamente se produjo una anomalía que impidió a Astrobotic lograr una orientación estable hacia el Sol”, agregó.

La empresa dijo que el módulo, que mide 1,9 metros de alto y 2,5 metros de ancho, se separó de forma exitosa del cohete Vulcan.

En ese sentido la empresa estadounidense ULA comentó que pese a los “problemas con el módulo de aterrizaje”, la misión inaugural del cohete Vulcan es “un paso más para volver a llevar humanos a la Luna”.

El Vulcan de ULA lanzó y desplegó con éxito el módulo de aterrizaje lunar Peregrine de Astrobotic”, escribió en la red social X (antes Twitter).

Astrobotic subrayó a través de la redes sociales que los ingenieros siguen trabajando en el problema que enfrenta esta misión, la primera robótica comercial estadounidense a la Luna.

Vulcan, el nuevo cohete, de dos etapas, se inauguró hoy con dos cargas útiles: el módulo de aterrizaje Peregrine para la NASA, y otra comercial que incluye las muestras de ADN de tres expresidentes y cenizas de actores de la serie de televisión original Star Trek.

Incluye una misión mexicana

Además de la NASA, el módulo lunar Peregrine también lleva instrumentos científicos de siete países, entre ellos una “ambiciosa” misión mexicana con diminutos robots para estudiar la superficie lunar.

Los robots han sido desarrollados por el Laboratorio de Instrumentación Espacial del Instituto de Ciencias Nucleares (LINX-ICN), de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Se trata de exploradores de unos 12 centímetros de diámetro y de menos de 60 gramos de peso que forman parte del proyecto Colmena, la primera misión lunar de este país.

Cada uno de los robots cuenta con ruedas, sensores y computadoras a bordo que les permitirán la exploración lunar y de la minería espacial.

Según la UNAM, las dimensiones de éstos robots los colocarán a escasos centímetros de la superficie de regolito lunar, un polvo formado por granos sumamente finos, irregulares y abrasivos.

Fuente/Reportero: El Imparcial.

Regístrate en nuestro boletín de noticias para estar al día en las noticias de Sonora con Informativo Entre Todos

No envíamos SPAM, consulta nuestras políticas de privacidad para más información.