Saltar al contenido

Latinoamérica atraviesa un shock inflacionario doble, aseguró el FMI

Agencias .- De acuerdo con el Fondo Monetario Internacional, en medio de las presiones inflacionarias globales Latinoamérica presenta los niveles más elevados de inflación en 15 años. Las dos causas de este shock inflacionario son la pandemia por Covid-19, y el conflicto armado entre Rusia y Ucrania; informó el FMI en un comunicado de prensa.

La institución financiera informó, en 2021 se presentó una acelerada inflación en Brasil, Chile, Colombia, Perú, y México, principalmente por la volatilidad de los precios. El alza de precios en el sector energético y en las mercancías de alimentos tuvo un mayor incremento como consecuencia de las políticas monetarias internacionales y demanda de bienes y servicios en la nueva normalidad.

Asimismo, el panorama inflacionario se vio afectado por la guerra en Ucrania, en mayor medida por los precios de energéticos y el manejo de hidrocarburos. Durante la segunda semana de marzo 2022, la mezcla de crudo alcanzo un máximo de 130.50 dólares por barril, informó para la agencia de noticias la institución bancaria Banco BASE.

Economistas del FMI informaron en el comunicado de prensa, Latinoamérica presenta una inflación adicional de 0.2 puntos por el petróleo, y 0.9 puntos por alimentos. Asimismo, la suma de ambos factores genera un embate de hasta 1.1% de la inflación sobre el nivel global. Bajo esta línea, la región tiene un shock inflacionario doble, primero por la crisis sanitaria, y a continuación por el conflicto entre Rusia y Ucrania.

Por su parte, el Banco de México (Banxico) informó, entre abril de 2020 y marzo 2022 el país registró una inflación de 7.23%, un excedente importante con respecto a las estimaciones anteriores. Sobre esto, Banxico anticipaba una inflación total del 3% del Producto Interno Bruto (PIB), así como un aumento general y subyacente del 4.8% en 2022.

Si bien el shock inflacionario provoca efectos a nivel macroeconómico en distintos sectores e indicadores económicos, las repercusiones llegan hasta la calidad de vida de los hogares latinoamericanos. El fondo monetario informó, los altos precios y bajos salarios continuarán afectando la desigualdad en la región. Esta tendencia fue observada desde las perspectivas económicas regionales (REO) para las Américas, correspondientes al primer shock inflacionario en 2021.

Finalmente, con respecto a las expectativas, el fondo monetario considera que los países latinoamericanos deben atender sus agraviantes inflacionarios con mejores políticas monetarias y financiamientos adecuados. Los pronósticos de política monetaria se mantienen anclados, motivo por el cual las tasas de interés en la región podrían incrementar. En este sentido destacaron el desempeño de Brasil, cuyo Banco Central aumentó sus tazas de interés desde marzo 2021.

Reportero/Fuente: Notipress