Saltar al contenido

Inflación y retrasos en la cadena de suministros afectan al sector automotriz de México, asegura AMDA

Redacción .- Guillermo Rosales, presidente ejecutivo de la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores (AMDA), dio una entrevista a Mario Maldonado en El Heraldo Media Group, para hablar sobre la baja perspectiva que hay con relación a la venta de automóviles a fin de año.

El mayor problema que promueve un panorama complicado en el sector, dijo, es la inflación, así como el encarecimiento de la construcción de las unidades.

Destacó que en lo que va del año se ha presentado una disminución en las perspectivas que se tenían para el cierre de 2022, ya que se venderán poco más de un millón de unidades.

“Nos encontramos en una fase de estancamiento”, dijo.

Indicó que las cadenas de producción, el incremento en la materia prima para la elaboración de los vehículos, así como los retrasos en los tiempos de entrega de componentes y vehículos, afectan a los mercados internacionales.

“Si no tuviéramos esta afectación en la cadena de producción y distribución, este año se podría haber colocado un millón 80 mil”, dijo.

Aseguró que la industria se está preparando para uno de los retos más grandes a los que se ha enfrentado: la conversión del mercado a los vehículos eléctricos.

Explicó que el país ha sido reconocido como uno de los mayores productores de autos, así como distribuidores de autopartes, por lo que se debe convertir al sector para generar ahora autos más amigables con el ambiente, lo cual es un requisito que se ha establecido entre distintos países.

Para esto, indicó, es necesario que se exploren las posibilidades para que las fábricas que se encargan del ensamblaje funcionen con energías limpias.

Finalmente, destacó que hay un retroceso permitido por el Gobierno de México por medio de la regulación de los autos “chocolate”, los cuales solamente entorpecen al mercado, promueven la inseguridad y afectan a las manufactureras.

Reportero/Fuente: El Heraldo.

Etiquetas: