Saltar al contenido

Granja clandestina de criptomonedas en Conalep de SLP minó al menos 12 mdd

México .- El último recibo de luz que recibió la Dirección General del Colegio Nacional de Educación Profesional Técnica (Conalep) en San Luis Potosí llevó a buscar los factores que estaban generando un consumo excesivo superior a los 38 mil pesos para un inmueble residencial acondicionado como oficina. Las autoridades encontraron una granja de minado de criptomonedas, principalmente para Bitcoin, la cual ayudó a transaccionar cerca de 12 millones de dólares y al menos un millón de pesos en ganancias, según autoridades.

Las sospechas sobre el consumo excesivo de energía eléctrica llevaban a que probablemente una fuente externa se estaba robando el recurso, pero un técnico especialista comentó que el problema venía de adentro, desde el área de informática. Ahí se encontraron cinco computadoras modificadas que permanecían conectadas todo el día aun cuando parecía que no estaban en funcionamiento, de acuerdo con Patricia Álvarez Escobedo, directora del plantel.

“Le pedí de favor a una persona experta en informática que revisara. Vino, revisó y abrió un programa y me dijo que se están minando criptomonedas. Las computadoras que son sencillas para nosotros, las sofisticaron para adaptarlas a esto”, dijo Álvarez Escobedo en entrevista telefónica con Excélsior.

Posteriormente reportó la situación a la dirección nacional de Conalep, con el fin de que técnicos especializados fueran a revisar los equipos y vieran cuántos funcionaban para estas operaciones: “Me dijeron: ‘maestra sí están minando criptomonedas’”.Los especialistas le aconsejaron que informara a la Policía Cibernética local.

“Había software y malware instalados en los equipos de los servidores de las computadoras modificadas específicamente para esta actividad, lo que representó que estaban haciendo trabajo de minería utilizando recursos públicos para la educación de los que se obtuvo una ganancia ilícita”, afirma Leobardo Aguilar, director general de Tecnología de la Secretaría de Seguridad Pública de San Luis Potosí (SSPSLP).

Las computadoras podían hacer operaciones con diversos tipos de criptomonedas en el mercado, pero se usaban principalmente para operaciones de Bitcoin, de acuerdo con Leobardo Aguilar.

“En el tiempo que se utilizó pasaron por el sistema instalado más de 12 millones de dólares y las ganancia obtenidas por la minería aplicada con motivo del sistema tuvo una ganancia aproximada de más de un millón de pesos para las personas que instalaron ese equipo”, recalca.

¿Qué es el minado de criptomonedas?

La minería de criptomonedas se realiza por medio de potentes computadoras o por ASIC (circuito Integrado para aplicaciones específicas, por sus siglas en inglés) que trabajan las 24 horas resolviendo complejas operaciones matemáticas para procesar transacciones de criptomonedas como Bitcoin, una moneda virtual que ha llegado a costar hasta 60 mil dólares.

Los mineros, como se les conoce a quienes realizan esta actividad, ponen su capacidad tecnológica para desencriptar esas transacciones, muchas veces lo hacen en equipo o pools, y una vez que se resuelve la operación matemática, cuya dificultad depende del número de mineros disponibles, obtienen recompensas que son repartidas entre los mineros. Le corresponderá una mayor parte de la recompensa a quien puso más y mejores computadoras.

Un elemento importante para el minado de criptomonedas es el consumo de energía eléctrica, pues los costos en algunos países dejan menos ganancias. Por ejemplo, generar un Bitcoin en México cuesta 7 mil 645 dólares en consumo de electricidad, de acuerdo con un análisis de la empresa Elite Fixtures. En comparación, en Venezuela el costo para el proceso de minado es de 531 dólares, debido a los bajos precios y subsidios de la energía eléctrica. Corea del Sur es el lugar más caro para la minería, pues el costo se eleva a los 26 mil 170 dólares.

Al tener tarifas altas de energía eléctrica, muchos mineros mexicanos han optado por robarla, ya sea con los llamados ‘diablitos’ o como es el caso, dentro de la Dirección General de Conalep en SLP.

Reportero/Fuente: Excelsior.