Saltar al contenido

Diputadas priistas denuncian Layda Sansores por violencia política de género 

México .- Las diputadas federales del PRI denunciaron ante la Fiscalía General de la República (FGR) a la gobernadora de Campeche, Layda Sansores, por exponer públicamente que tenía conocimiento sobre imágenes con contenido sexual de ellas.

Las 34 legisladoras del tricolor denunciaron que la gobernadora incurrió en violencia política de género en contra de ellas e insinuó con ese acto que las mujeres no tienen la capacidad de acceder a cargos políticos por sí mismas, además de promover una campaña de odio hacia las priistas.

El presidente nacional del PRI respaldó la denuncia de las diputadas, quienes informaron que también interpondrán quejas en las comisiones de derechos humanos de los estados y denunciarán a influencers, youtubers y columnistas que replicaron los discursos misóginos y de odio hacia ellas en redes sociales y algunos medios de comunicación.

El dirigente nacional del PRI, Alejandro Moreno, expresó que no se debe permitir que desde el poder se pretenda frenar los avances en los derechos de las mujeres, además de responsabilizar a Layda Sansores de violentar y victimizar a las legisladoras priistas de oposición.

“El pasado 5 de julio, la gobernadora de Campeche, Layda Sansores realizó insinuaciones que constituyen un acto de violencia política en razón de género en contra de las diputadas federales del PRI, contra las mujeres del PRI, toda vez que representan ataques hacia su persona por ser mujeres, teniendo como trasfondo la descalificación y cuestionar sus capacidades para ganar por mérito propio el cargo que hoy ejercen de manera digna”, expresó.

La diputada Melissa Vargas señaló que la mandataria estatal “inauguró una nueva forma de violencia política en razón de género” al calumniar a un grupo de mujeres solo para perjudicar a un político varón.

“Con estas declaraciones, la gobernadora ha inaugurado una una nueva modalidad de violencia política en razón de género: la modalidad de calumnia a un grupo de mujeres o una mujer que ejerce la actividad política afectando su imagen y poniéndola en riesgo con el único objetivo de afecta a un tercero que generalmente es un hombre por cuestiones políticas”, advirtió.

Le legisladora del Estado de México indicó que, de probarse el delito de violencia política de género, la gobernadora podría enfrentar de dos a tres años de prisión y multas.

Su compañera de bancada, Monserrat Arcos, advirtió que “un país feminicida y de altos índices de violencia hacia las mujeres”, Layda Sansores legitimó estos actos con sus declaraciones.

La legisladora cuestionó el silencio de sus compañeras diputadas de Morena y el PT, quienes se dicen feministas y no condenaron las agresiones por parte de Sansores.

“Hoy me pregunto ¿dónde están todas aquellas feministas que desde la oposición peleaban por nuestros derechos? Desde que son parte de la bancada en el gobierno están casualmente silenciadas. Han sido condescendientes”, manifestó.

El coordinador de los priistas en San Lázaro, Rubén Moreira, advirtió que es una agresión que no tiene precedentes en la historia política contemporánea de México, porque fue por una mujer gobernadora. Expresó que se informó a los parlamentos del mundo sobre este ataque, al considerar que es un retroceso para los derechos de las mujeres parlamentarias.

Reportero/Fuente: Excelsior.