Saltar al contenido

Descubren sustancia en pez sapo que podría tratar el asma

Redacción .- El asma es una de las principales enfermedades no transmisibles (ENT), que afecta a niños y adultos alrededor del mundo.

De acuerdo con Organización Mundial de la Salud (OMS), se estima que, en 2019, el asma afectó a 262 millones de personas y causó 461 mil muertes.

La mayor parte de las muertes relacionadas con el asma se producen en países de bajo y mediano ingreso donde la falta de diagnóstico y tratamiento suponen un problema recurrente, según la OMS.

El asma se puede controlar con medicación, sin embargo, ahora podría haber una cura gracias a un nuevo descubrimiento realizado en Brasil.

Veneno del pez sapo, eficaz para tratar asma

Investigadores del Instituto Butantan de Brasil identificaron una sustancia extraída del veneno de una especie de pez con propiedades antiinflamatorias que se mostró eficaz para trataramiento del asma.

La institución informó que la proteína fue capaz de reducir en más del 75 % el número de células que, como consecuencia del asma, causan inflamación y daño en los tejidos del pulmón.

En el estudio se trató el asma con la proteína TnP, derivada del veneno del pez sapo de punta pálida (“Thalassophryne nattereri”), conocido popularmente como niquim en Brasil.

Características del pez sapo o niquim

El niquim, cuyo veneno es estudiado por el Instituto Butantan desde 1996, es un pez venenoso que habita el litoral del Atlántico entre el nordeste de Brasil y el noroeste de Colombia y que, por esconderse en huecos en la arena y sobrevivir hasta 18 horas fuera del agua, suele provocar accidentes entre bañistas.

El contacto con sus espinas causa un dolor agudo, sensación de quemadura, hinchazón y necrosis de tejidos.

Resultados del estudio sobre el veneno contra el asma

En el caso específico del asma, los especialistas realizaron exámenes con un grupo de animales con asma tratados con la partícula, con otro grupo tratado con dexametasona, que es el fármaco usado para combatir la enfermedad, y con un tercer grupo al que se le suministró un placebo.

En los animales tratados con TnP, además de una reducción del 75 % en el número de células que provocan inflación y daños a los tejidos pulmonares, la sustancia redujo en 100 % el número de eosinófilos, que son responsables por la inflamación en la mitad de los pacientes con asma.

El tratamiento con la proteína sintetizada también redujo la hiperplasía de las células bronquiales productoras de moco, algo que los médicos consideran fundamental para aliviar los síntomas del asma.

Al contrario de las terapias convencionales contra el asma, que pueden causar síntomas como taquicardia, agitación y dolor de cabeza, el TnP no tuvo ningún efecto adverso.

Fuente/Reportero: Fernanda Avila/ El Sol de Hermosillo

Regístrate en nuestro boletín de noticias para estar al día en las noticias de Sonora con Informativo Entre Todos

No envíamos SPAM, consulta nuestras políticas de privacidad para más información.