Saltar al contenido

Alerta en los supermercados de EEUU por la venta de esta fármaco para adelgazar

Redacción .- Alerta en los supermercados por la venta de esta fármaco para adelgazar: el nuevo patrón de consumo que les inquieta

La obesidad está reconocida por la Organización Mundial de la Salud (OMS) como una enfermedad crónica y también la ha declarado la “epidemia del siglo XXI”. La incidencia ha ido creciendo de forma sostenida en las últimas décadas y, en la actualidad, en España un 53,6% de la población padece de sobrepeso u obesidad, afectando la segunda al 22%.

Ozempic (semaglutida), un medicamento autorizado en España para controlar los niveles glucémicos de los pacientes con diabetes tipo 2 -unos 5,1 millones de personas en nuestro país- se ha convertido en los últimos meses en la inyección que reclamaban personas con obesidad para perder peso.

El éxito de ozempic ha provocado además un efecto secundario inesperado. Su popularidad está rebajando las ventas de alimentos en las grandes superficies y supermercados de Estados Unidos.

Los consumidores de este fármaco ya no llenan las cestas de la compra como antes. Es la conclusión de un estudio elaborado por el gigante de la distribución Walmart .

La proliferación del medicamento en su versión para bajar de peso comercializada bajo el nombre de Wegovy ha llevado a los responsables de Walmart a preguntarse si su uso afecta a la venta de comida en sus establecimientos.

La principal conclusión es que sus clientes consumidores del medicamento han cambiado sus hábitos alimenticios. «Vemos un ligero cambio en comparación con la población total, un ligero retroceso en la cesta de la compra general», explica en una entrevista con Bloomberg John Furner, presidente y consejero delegado de operaciones de Walmart en EEUU.

El directivo cuenta que el estudio ha detectado que los clientes compran «menos unidades» y los productos que adquieren tienen «menos calorías». Un fenómeno que ha empezado a afectar a la cotización de los fabricantes de bebidas azucaradas y aperitivos como Coca-Coca Co. y PepsiCo, que han registrado caídas desde que el medicamento se aprobó para consumo dietético en 2021.

Para comprobar el efecto de ozempic sobre las ventas, Walmart se limitó a comparar el comportamiento de los clientes que adquieren esos fármacos en sus farmacias y los de otros con un perfil similar que no consumen los medicamentos, al menos en sus establecimientos.

El objetivo era detectar los patrones de compra de los consumidores de ozempic. Los médicos estadounidenses están emitiendo cerca de 60.000 nuevas recetas semanales del medicamento, según los últimos datos ofrecidos por el fabricante Novo Nordisk en abril. Se calcula que el 15% de la población del país lo consume o lo ha consumido recientemente.

Fuente/Reportero: America Retail

close

Regístrate en nuestro boletín de noticias para estar al día en las noticias de Sonora con Informativo Entre Todos

No envíamos SPAM, consulta nuestras políticas de privacidad para más información.

Etiquetas: