Saltar al contenido

Mala alimentación de niños los pone en riesgo ante covid-19

México .- Previo a la pandemia de covid-19, México padecía de los serios problemas entre su población por la mala alimentación, la desnutrición, la obesidad, entre otros males, y más aún en la población infantil; sin embargo, ahora se debe prestar atención a ésta para evitar afectaciones más graves en caso de padecer de SARS-CoV-2.

De acuerdo con el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), al menos 55.5 por ciento de los hogares en el país registran algún tipo de inseguridad alimentaria en medio de la crisis sanitaria, siendo los ubicados en sectores rurales como los más afectados.

El estudio Prevención de mala nutrición en niñas, niños y adolescentes en México ante la pandemia de covid-19 advierte que la desnutrición crónica, deficiencia de micronutrientes, sobrepeso y obesidad en niñas y niños pequeños, existentes en México, significan un riesgo para la población que las padece y que pudiera contraer covid-19.

Cabe mencionar que la OMS ha informado que “una parte esencial de la defensa de un individuo contra el covid-19” es la buena nutrición, ya que quienes tienen problemas con ésta presentan sistemas inmunes más débiles.

Además, como lo ha reiterado el subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell, las personas que padecen obesidad, diabetes o alguna enfermedad crónica, tienen más riesgo de presentar un cuadro grave por covid-19, lo que los llevaría a ser hospitalizados e incluso a perder la vida.

Por ello, la importancia de que, el marco del Día del Nutriólogo, tanto adultos como menores de edad mantengan una buena alimentación y una vida saludable.

MALA NUTRICIÓN Y EL RIESGO

En México, el consumo de alimentos chatarra se ha normalizado; sin embargo, ello ha traído consecuencias, como que más del 70 por ciento de los adultos padezca obesidad y que esta enfermedad se haya duplicado entre 1996 y 2016 en la población infantil, de acuerdo con la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

De acuerdo con las Encuesta Nacional de Salud y Nutrición (Ensanut) 2020, los índices de bajo peso, baja talla, emaciación (malnutrición potencialmente mortal) y sobrepeso más obesidad en 2020 fueron similares a los de la encuesta de 2026, e incluso en algunos rubros es mayor.

Se estima que en México cerca de 1.9 millones de menores de 5 años de edad tiene baja talla, que 663 mil tienen sobrepeso y obesidad, además 4.2 millones tienen anemia.

Cabe mencionar que organismos internacionales advirtieron sobre los estragos económicos ante la pandemia siendo la población en pobreza la que resentiría más este efecto, al que se suma la falta de oportunidades para una mejor alimentación.

“Los grupos más vulnerables de población aumentan el consumo de alimentos ricos en energía, azúcar, sal y grasa, de baja calidad nutricional. Por el contrario, tienden a disminuir el consumo de alimentos frescos como verduras, frutas y alimentos de origen animal”, precisa el estudio Prevención de mala nutrición en niñas, niños y adolescentes en México ante la pandemia de covid-19.

Frente a este panorama, la coordinadora de Programas Médicos de la División de Promoción a la Salud del IMSS, Keila Cortés Arredondo, destacó que durante la pandemia se ha aprendido sobre “la importancia del autocuidado de la salud, evitar sobrepeso, obesidad, diabetes o hipertensión, pues se ha observado que esta población es más propensa a padecer una forma más grave de la enfermedad (covid-19)”.

Si cuidamos nuestra salud, como control en la glucosa, presión arterial, además de tener una sana alimentación, actividad física constante y consumo de agua simple potable, nos ayuda a disminuir la peligrosidad que puede producir el virus en nuestro cuerpo”, comentó.

Por lo anterior, en este Día del Nutriólogo es necesario que todos nos cuidemos y mantengamos una buena alimentación no sólo para hacer frente al covid-19, sino a cualquier otra enfermedad y así cuidar nuestra salud, así como la de niñas y niños.

Fuente / Reportero: Excelsior.