Saltar al contenido

Como se pierde el tiempo

  • por
Gato Encerrado

La visita del presidente Andrés Manuel López Obrador a la Casa Blanca al final terminó en chunga. Las crónicas más que para espacios de noticias fueron buenas para programas de chismes mañaneros. Se puso más atención en como se sentaba y como iba vestido el presidente que en sus propuestas. Señalaron más los desaires de Biden, que los mensajes del presidente mexicano. La culpa no la tienen los que promueven el chisme, sino que en eso los han acostumbrado desde las mañaneras. Y bueno, a la otra la crónica hay que verla con la Paty Chapoy.