¿Sigues siendo ludópata?

       

 

 

 

16 / Septiembre / 2019

El Serrucho

Por Víctor Mendoza Lambert

Revisando mis archivos me daba cuenta que hace casi 10 años, escribí una columna sobre ludopatía, recuerdo muy bien que mucha gente me pidió siguiéramos con el tema pues desde entonces se estaba convirtiendo en un problema social de altos vuelos.

Pues que creen, ya lo es, ya es un tema social que está afectando gravemente a toda una comunidad, o más bien a muchas.

La docena de casinos de Hermosillo se han convertido en un cáncer permanente que día a día contamina y afecta a cientos de personas y a quienes las rodean.

Miles de matrimonios han fracasado porque alguno de la pareja es ludopata, juega sin control, no le importa gastar el dinero de la colegiatura del hijo o hasta lo que se tiene para la comida del día, no le importa endrogarse y no se detiene para perder lo mucho o lo poco que tenga.

Ser ludópata significa estar enfermo o enferma, no es un problema que se pueda quitar sin ayuda profesional, los ludópatas son tan parecidos a los alcohólicos o a los drogadictos pero pocos lo entienden.

Jugar un día a la semana dicen que no es malo, pero sí lo es, jugar un día de vez en cuando lo ven como algo natural, pero no entienden que es el camino hacia la ludopatía.

Y en todo esto existe un problema mayor, nadie, absolutamente nadie está haciendo algo por remediar el problema, nadie, ninguna autoridad municipal, estatal o federal tiene registrado el tema como un mal social y lo dejan pasar.

Nadie advierte que día a día esos casinos de Hermosillo y de todo México están a reventar, los estacionamientos saturados y la gente perdiendo lo que no tiene.

Seguramente los impuestos o los “moches” que arrojan esos negocios son suficiente para que nadie los moleste.

Jugar se ha convertido en una forma de “diversión” así lo dicen, quieren aparentar que ir al lugar de las apuestas es solo para pasar el rato, pero no lo es.

El tema se está prostituyendo, muchos aprovechan a esas mujeres desesperadas para abusar y ofrecerles algún dinero para seguir jugando, no es broma, es algo que sucede día a día en los casinos de la ciudad y de muchas ciudades de México.

Y nadie hace nada, pareciera algo normal, normal que algunos padres dejen a sus hijos en las escuelas para de inmediato ir al casino, normal llegar tarde al trabajo o de plano reportarse enfermo con tal de seguir apostando.

Normal tomar el dinero que se tiene para la compra de alimentos y apostarlo, normal en abandonar a la familia, en llegar tarde por lo niños a la escuela porque se quedan jugando, aunque ustedes no lo crean, muchos piensan que eso es normal.

Todo eso sucede y más, mucho más, es por ello que ya se debe hacer algo al respecto. Es un problema social y es un problema de estado que se ha abandonado y que nadie quiere abrir los ojos ante tal situación.

Tú que vas al casino todos los días o más seguido de lo normal, deberías de buscar a un especialista y enfrentar el problema, no es fácil eliminarlo, se requiere de profesionales.

Pero más vale aceptar que se es un ludópata y no acabar con lo más preciado que se tiene, me refiero a la familia.

 

De ida

A lo mejor algunos recuerdan la “Ley Moreno” una ley que se propuso y se aprobó en julio del 2013.

Una reforma que limitaría el horario de los Casinos en el estado de Sonora.

No era nada extraordinario, pero se trataba de abrir los casinos a las 3 de la tarde y cerrarlos a las 2 de la mañana.

La ley se aprobó, se hizo un ruido extraordinario, pero nunca pasó nada, jamás se aplicó.

¿A que se debió que una ley aprobada no se aplicara? pues ya se imaginarán la Ley Moreno, ahí está en letra muerta, tan muerta que nadie la hizo vivir.

 

De vuelta

La pregunta que me hago una y otra vez… ¿se estará a tiempo de hacer algo?

Seguramente que sí, pero mientras autoridad alguna no lo intente y no se genere esa conciencia del daño social que está representando.

Mientras todos cerremos los ojos y se nos haga costumbre ver esos gigantescos estacionamientos llenos de carros.

Y mientras los gritos desesperados de miles de personas no sean escuchados por autoridades y por la misma sociedad, mientras eso suceda simplemente no pasara nada y la ludopatía será el cáncer más agresivo y más grande de nuestra sociedad.

Es un tema que poco se toca, pero no por ello no existe.

 

Aserrín

Ya para despedir, quiero compartir contigo los 5 principales síntomas que te permitirán identificar a un jugador patológico o ludópata:

1) Irritabilidad.

2) Inquietud por jugar.

3) Mentir para jugar.

4) Pedir dinero prestado para jugar.

5) Robar dinero para jugar.

Si conoces a alguien en ese escenario, también debes entender que está enfermo o enferma y se le tiene que ayudar.

 

Víctor Mendoza Lambert director de Grupo Entre a Todos

Correo: vmendoza1@hotmail.com

Twitter: @VictorMendozaL 

Facebook: VictorMendoza Lambert 

WhatsApp: 6621768878 

Comments

comments

Victor Mendoza152 Posts

Director de General Informativo Entre Todos

vm-foto

Muchas gracias…

vm-foto
vm-foto

La agenda

vm-foto

El inevitable tobogán…

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Contraseña perdida