La mano negra

       

 

 

 

 08 /julio / 2019

El Serrucho

Por Víctor Mendoza Lambert

La estrategia del gobierno de López Obrador de culpar al ex presidente Felipe Calderón de estar meciendo la cuna de la Policía Federal no fue mala, fue desastrosa.

Poner a un “policía” improvisado y tembloroso a declarar ante los medios de comunicación con más proyección en el país una tontería como la de invitar a Felipe Calderón a convertirse en su líder sindical fue aterrador…

Me imagino en esa reunión de estrategia a los “grandes pensadores” del gobierno federal buscando una salida al conflicto de la Policía, o en su defecto buscando un culpable.

Tratando de hacerle creer a los mexicanos que existe una mano negra y Felipe Calderón, el de las manos limpias les gusto para ello.

Lo que nunca pensaron es que esos trucos son demasiado viejos, los priistas lo hacían a cada rato y por lo mismo fue irrisoria la estrategia, fue tan mala, que lo único que lograron fue darle promoción a @MexLibre

Tan fue así que el mismísimo Felipe Calderón le agradeció por sus redes sociales al Secretario de Seguridad Alfonso Durazo, algo realmente rudo que debió haber molestado al sonorense.

Así que la mano negra, por lo que se puede apreciar la metieron otros, y fue tan negra que dejo demasiada huella.

Por supuesto que el presidente López Obrador estaba molesto, tan molesto que en su mañanera quiso cambiar el tema, pero no fue posible, todo regresaba al problema de los miles de policías federales que están en rebelión y que no se quieren ir a la Guardia Nacional.

Esto no termina aquí, pues los elementos policiacos están realmente enojados por la forma que los han tratado. Por su parte, el gobierno federal seguramente que los dejará fuera de cualquier estructura de seguridad a sabiendas que no se prestan a sus caprichos.

Lo que debemos de entender, es que la credibilidad del todavía nuevo gobierno está cayendo rápidamente, y sus estrategias, que antes las compraban los mexicanos hoy ya no.

El tema de los policías se convierte en otra piedra en el zapato del presidente, otra más como lo sigue siendo el aeropuerto, como lo fue correr a miles de empleados de oficinas gubernamentales, una piedra como lo han sido sus errores en salud, educación y ahora seguridad pública.

Y mientras esto sucede y no se puede arreglar de forma definitiva, se agotan los días para hacer el trabajo requerido por Donald Trump y se agotan los recursos para seguir ofreciendo dinero y más dinero a las clases más pobres del país.

Mientras eso sucede los sectores productivos también se quejan, los agricultores les quitaron todo tipo de ayuda, a los empresarios los invita a invertir y por el otro lado los tacha de corruptos.

Así las cosas, es momento de hacer un alto en el camino, por un lado el gobierno y por otro el presidente.

Apenas van poco más de 7 meses y todos los indicadores, todos van en picada.

El gobierno tiene que entender que la mano negra son ellos mismos que están aterrados en este ejercicio de gobernar.

De ida

El tema de la policía no se detiene aquí, pues se convertirá en la excusa perfecta para justificar la ausencia o la incapacidad de la Guardia Nacional.

Seguramente que los miles de policías que buscan resguardar sus derechos y sus privilegios serán los culpables que México no pueda tener la anhelada paz.

Debemos de recordar todo lo que sucede, las cosas malas, todos los problemas que se presentan son porque los que se fueron lo dejaron así, o como diría Ana Gabriela Guevara todo es “caca” y qué estos policías no atiendan su propuesta pues es esa mano negra que dice el mismísimo López Obrador.

De vuelta

Y no cabe duda que le vida da vueltas y demasiado rápido, Enrique Peña Nieto parece que les restriega en la cara a la cuarta transformación su enorme felicidad.

En las últimas semanas se ha dedicado a subir fotos o videos a redes sociales donde se le ve embelesado con su nueva novia Tania Ruiz, una guapa modelo que de repente se convirtió en una especie de relajante muscular del ex presidente, pues puso a Peña Nieto muy sedita y muy tranquilito.

Esa parte debe molestar aún más al Presidente López, que mientras Peña baila y canta, el actual no puede señalarlo ni acusarlo, pues en eso de los acuerdos se ve que lo dejaron muy planchadito.

Aserrín

Se soltó el “borrego” de repente aparecieron en redes sociales algunos viejos spots de Ernesto Gándara, además de presentar fotos de su juventud junto a su padre Don Cesar Gándara. Es obvio entender que la precampaña ya comenzó.

Por lo mismo el PRI se dividirá, por un lado los disciplinados que son muy pocos, por el otro los que quieren un partido más libre al parecer todavía son muchos.

Víctor Mendoza Lambert director del Grupo Entre Todos.

Correo: vmendoza1@hotmail.com

Twitter: @VictorMendozaL

Facebook: Víctor Mendoza Lambert

WhatsApp: 6621768878

Comments

comments

Victor Mendoza144 Posts

Director de General Informativo Entre Todos

vm-foto
vm-foto
vm-foto

Permiso para matar

vm-foto

Amnistía = Perdón

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Contraseña perdida