En Sinaloa, narcoguerra infernal

       

Violencia en Sinaloa.

CULIACÁN .– Los enfrentamientos de la semana pasada en Sinaloa –que dejaron 11 muertos en menos de 72 horas– anticipan una nueva guerra intestina en el cártel que dirigía Joaquín Guzmán Loera. Su hermano Aureliano, El Guano, inició una pugna por el control de territorios con Dámaso López Núñez, El Licenciado, uno de los operadores más cercanos al Chapo que incluso orquestó su fuga del penal de Puente Grande, Jalisco, en enero de 2001.

Los tiroteos ocurrieron mientras elementos de la Policía Militar patrullaban las calles de Culiacán como parte de las acciones emprendidas el 6 de enero pasado para reforzar la seguridad en la capital del estado.

Según fuentes no oficiales, El Guano tomó el lugar del Chapo para proteger a los hijos de éste –Iván Archivaldo y Alfredo Guzmán– e intenta desplazar al Licenciado.

El Cártel de Sinaloa sufrió una ruptura en 2008, cuando Arturo Beltrán Leyva, El Barbas, acusó al Chapo de entregar a su hermano Alfredo, El Mochomo, a las fuerzas federales en Culiacán. En dos años, la guerra entre El Chapo y los Beltrán Leyva causó 2 mil 250 muertes, de las cuales mil 167 fueron en 2009.

Desde el 1 de enero pasado, cuando Quirino Ordaz Coppel asumió la gubernatura, la violencia repuntó. Ese mes cerró con 116 homicidios dolosos. El 70% ocurrieron en Culiacán y Mazatlán –donde se registraron 40 casos, una cifra histórica–, municipios donde los cárteles se disputan el control del territorio. En lo que va de febrero ha habido 39 asesinatos, incluidos los 18 de Culiacán y los siete de Navolato, así como 12 personas privadas de su libertad.

En el puerto, autoridades estatales atribuyen la violencia a la lucha entre el Cártel de Sinaloa y el de los Beltrán Leyva, mientras que en la capital del estado se habla de la fractura entre El Guano y El Licenciado.

En el segundo semestre de 2016 el primero mantuvo otra guerra contra los Beltrán Leyva en Badiraguato, tierra de éstos y del Chapo. Ahí le disputó territorios a Alfredo Beltrán Guzmán, El Mochomito –hijo del Mochomo–, quien fue detenido en diciembre pasado.

A su vez, El Licenciado y su hijo Dámaso López Serrano, El Mini Lic, mantenían su batalla en Baja California Sur contra la célula de Los Adanes por el control del narcomenudeo.

Fuente / Reportero: Proceso.

Comments

comments

0 Comentarios

Dejar un comentario

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Contraseña perdida