Crece percepción de inseguridad en México, según Inegi

       

 

 

 

inseguridad_inegi

16 enero 2020

México .- La percepción de la inseguridad de los ciudadanos mexicanos aumentó al pasar del 71,3 % en septiembre de 2019 al 72,9 % en diciembre, reveló este jueves el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

Esto significa que el 72,9 % de la población de 18 años y más percibe que vivir en su ciudad es inseguro, un aumento de 1,6 puntos porcentuales con respecto al periodo anterior, indicaron los resultados de la Encuesta Nacional de Seguridad Pública Urbana (ENSU).

Este porcentaje “representa un cambio estadísticamente significativo” respecto al trimestre anterior y tampoco “es estadísticamente diferente” al 73,7 % registrado en diciembre de 2018, cuando asumió el poder Andrés Manuel López Obrador, aclaró el organismo en un comunicado.

La percepción de inseguridad siguió siendo mayor en el caso de las mujeres con 77,2 %, mientras que para los hombres fue de 67,8 %”, detalló el Inegi.

Las ciudades con mayor porcentaje de personas de 18 años y más que consideraron que vivir en su ciudad es inseguro fueron Puebla de Zaragoza (92,7 %), Tapachula (92,1 %), Ecatepec de Morelos (92 %), Uruapan (92 %), Fresnillo (91,9 %) y Tlalnepantla de Baz (90,9 %).

En contraste, los municipios con menor percepción de inseguridad fueron Mérida (18,9 %), San Pedro Garza García (18,9 %), San Nicolás de los Garza (31,7 %), Saltillo (32,1 %), Los Cabos (32,7 %), y Puerto Vallarta (34,2 %).

La investigación también encontró que 35,3 % de los hogares a nivel nacional contó con al menos una víctima de robo o extorsión durante el segundo semestre de 2019.

Además, en la segunda mitad del año pasado se estima que el 14,6 % de la población de 18 años y más tuvo contacto con alguna autoridad de seguridad pública, del que 48,3 % declaró haber sufrido un acto de corrupción.

Reportero/Fuente: Noticieros Televisa/EFE.

Comments

comments

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Contraseña perdida