Anaya; un mentiroso compulsivo

       

 

 

 

Columna Andanzas

Por Marcela Alvarado

Anaya; un mentiroso compulsivo

Si algo ha quedado claro en los dos debates presidenciales es la vocación mitómana del candidato panista Ricardo Anaya, quien más en posicionar sus mentiras que éstas en ser desmentidas.

De nada sirve ser buen orador si para eso se recurre a falsedades. Alguien como el candidato de la coalición PAN-PRD-MC, que se ha visto envuelto en escándalos de corrupción como el de los “moches” a su paso por la Cámara de Diputados; que se enriquece de manera sospechosa o que escala a base de la traición, no es confiable.

Si a esto agregamos la mala imagen de gobiernos azules con tufo de corrupción como el de Vicente Fox o por el crecimiento de la inseguridad, con Felipe Calderón, podemos explicarnos por qué un advenedizo como Ricardo Anaya no logra alcanzar a Andrés Manuel López Obrador, el puntero en las encuestas.

VerificadoMx, cifras oficiales y más

El queretano, quien primero celebró y presumió como propias del PAN algunas de las reformas impulsadas por el presidente Enrique Peña Nieto, como la energética y la laboral y luego rezongó de las mismas, ha sido reconvenido una y otra vez por sus mentiras, como las de las cifras en materia de seguridad, empleo y crecimiento económico cuando el candidato de Morena gobernó Ciudad de México.

Una que llega al extremo es la de atribuir a AMLO la venta de Banamex a Citigroup y de Bancomer al Banco Bilbao Vizcaya, pero como detalla Carlos Fernández-Vega en su columna México SA de La Jornada, eso lo hizo el expresidente Fox, operaciones por las que incluso no se cobraron impuestos.

A Ricardo Anaya le gusta el juego perverso de la manipulación, sobre todo en un país donde pocos se toman la molestia de investigar.

Por el mismo camino, el candidato de la coalición PRI-PVEM-PANAL, José Antonio Meade, quien cínicamente le dijo a AMLO que en su conciencia quedaba la postulación de Nestora Salgado en la lista de pluris al Senado, a quien se refirió como secuestradora, cuando es sabido que fue una presa política.

La candidata de Morena fue absuelta al demostrarse que las detenciones que realizó la Policía Comunitaria de Olinalá, Guerrero, la cual encabezaba, estaban en el marco de la Ley 701 de Reconocimiento, Derechos y Cultura de los Pueblos y Comunidades Indígenas de Guerrero, por lo que no se trató de secuestros.

Iniciativas como la de VerificadoMX, que trae una amplia explicación de este caso, han sido de gran utilidad en este proceso electoral, porque se dan a la tarea de indagar sobre los dichos de cada candidato y quizá es Anaya el que más ha hecho afirmaciones falsas.

Lily Téllez ¿una ‘Juanita’?

A 40 días del 1 de julio, sigue escasa la presencia Lily Téllez, cabeza de la fórmula de Morena al Senado. ¿Extrema confianza? Y luego no ha hecho sino pelearse con algunos periodistas. Ha sido Alfonso Durazo quien ha llevado y bien, la batuta.

¿Será que la estrategia es explotar su imagen de persona conocida y llegando al Senado presentar su renuncia para que su suplente Reina Castro asuma el cargo? La académica y activista del Río Sonora haría un buen papel. Mientras tanto, de perdida por no dejar Téllez debe integrarse en forma a la campaña, porque las fórmulas del PRI y del PAN van que vuelan.

Hasta el próximo miércoles.

Maestra en Ciencias Sociales con especialidad en Políticas Públicas por El Colegio de Sonora y Licenciada en Ciencias de la Comunicación por la Universidad de Sonora.

Twitter: @AlvaradoVMarce

 

Comments

comments

Marcela Alvarado78 Posts

Comunicóloga con Maestría en Políticas Públicas. Asesoría en Comunicación. Columna Andanzas en Entre Todos y El Sol de Hermosillo. Madre de tres hijos perrunos.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Contraseña perdida